martes, 1 de febrero de 2011

Ser tu amigo


                       Ser tu amigo

                     Ser tu amigo, SEÑOR, jamás lo imaginé!
                     A veces pensaba: “seria hermoso”,
                     Pero quien me sacaba de ese pozo
                     Donde yo, poco a poco, deslicé?.

                     Sin embargo…Un día te encontré!
                     Y hallarte, fue maravilloso,
                     Porque tú descendiste a ese foso
                     Y por tu obra, en la cruz, me levanté!

                     Por eso tu nombre, SEÑOR, Glorifiqué!
                     Y este humilde poema dediqué
                      Para decirte: Te alabo y Te bendigo!

                     Y hoy, al sentir que marchas mi lado
                      Puedo exclamar con júbilo sagrado:
                     Que hermoso, JESÚS, es ser tu amigo! ! !

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada